La importancia de la contabilidad analítica

Rosa Bravo Nufrio
Licenciada en Empresariales. Fundadora de RB Asesoría
Máster en Tributación y Asesoría Fiscal por el CEF.-
Miembro de la ACEF.- UDIMA

La importancia de la contabilidad analítica
Pixabay

La contabilidad general está regulada por normativa mercantil en la que se indican unas directrices que tenemos que cumplir. Sin embargo, la contabilidad analítica es el “desglose” de la contabilidad general y no existe normativa al respecto sino que cada organización podrá diseñarla en función de sus necesidades y, sobre todo, en función del análisis y explotación de los datos que se necesiten realizar.

La importancia y utilidad de la contabilidad analítica no tiene por qué ser menor que la de la contabilidad general. De cara al análisis, para poder sacar partido y utilidad a toda la información financiera, es necesario que la configuración y parametrización de la aplicación contable esté diseñada minuciosamente, para que nos ofrezca la información estructurada de tal manera que nos permita posteriormente el análisis.

Por ejemplo, cuando una sociedad o entidad ejerce una única actividad es posible que con la contabilidad general tengamos suficiente, pero ¿qué ocurre cuando una misma sociedad ejerce varias actividades o comercializa varias líneas de producto? A través de la contabilidad general conseguiremos unos estados financieros globales que sumarán el resultado de todas las actividades o líneas de producto, pero la contabilidad analítica será la que nos permitirá extraer cifras detalladas de cada actividad o de cada línea de producto que comercialicemos.

Puede darse el caso que el resultado global de la sociedad sea positivo, al englobar el resultado de todas las actividades que realiza; sin embargo, si analizamos cada actividad por separado veremos que algunas pueden generar pérdidas y otras beneficios. Si no utilizamos la contabilidad analítica es muy difícil detectar qué actividades son más rentables y cuáles menos o incluso deficitarias.

Podemos analizar la importancia de la contabilidad analítica desde diferentes puntos de vista:

1. Contabilidad analítica y cuadro de mando o dashboard financiero.

De cara a la implementación de un cuadro de mando o dashboard en nuestra organización es fundamental la estructura analítica. El dashboard nos permite analizar la información y sacar muchas conclusiones para la toma de decisiones pero para ello tenemos que tener la “materia prima”, es decir, los datos, y ahí juega un papel primordial la contabilidad analítica.

2.  Contabilidad analítica y sistemas de reporting.

Una vez diseñado cómo queremos introducir los datos en nuestra aplicación contable, si lo coordinamos con un buen sistema de reporting, nos permitirá tener informes actualizados en tiempo real, adaptados a los diferentes perfiles de la organización. Recordemos que “la información es poder” y en cualquier organización, grande o pequeña, dicha información bien estructurada es una fuente muy valiosa para la toma de decisiones. Además, bajo mi punto de vista, es importante matizar que también se puede aplicar a la pequeña y mediana empresa. A menudo relacionamos los sistemas de reporting con grandes empresas, pero en las pequeñas, que se encargan de producir, vender o prestar diferentes productos o servicios, también se puede hacer un análisis de su gestión siendo la herramienta básica a utilizar la contabilidad analítica.

3. Contabilidad analítica y la fiscalidad.

Pero la contabilidad analítica, no solo es importante de cara al análisis y explotación de los datos, sino que podemos establecer una relación entre contabilidad y fiscalidad.  Ambas van de la mano, es decir, la fiscalidad necesita una contabilidad soporte para poder cumplir con las obligaciones tributarias y, por lo tanto, cómo contabilicemos afectará directamente a la liquidación de nuestros impuestos, sobre todo, IS e IVA.

Si recordamos el artículo 10.3 LIS “… la base imponible se calculará, corrigiendo mediante la aplicación de los preceptos establecidos en esta Ley, el resultado contable determinado de acuerdo con las normas previstas en el Código de Comercio, en las demás leyes relativas a dicha determinación y en las disposiciones que se dicten en desarrollo de las citadas normas“.

La contabilidad analítica nos permitirá extraer cifras  detalladas de cada actividad o de cada línea de producto que comercialicemos

Por lo tanto, la correcta contabilización es una premisa básica para hacer bien la liquidación de los correspondientes impuestos.

Además hay determinados regímenes especiales o particularidades fiscales que hacen imprescindible el uso de la contabilidad analítica. Veamos algunos ejemplos:

a.  Contabilidad analítica y REAV.

El REAV o Régimen Especial de Arrendamientos de Viviendas es un régimen especial incluido dentro de la normativa que regula el Impuesto de Sociedades. Es un régimen muy beneficioso para aquellas sociedades que cumplan sus requisitos dado que permite una bonificación en cuota del 85% del impuesto a pagar como resultado del ejercicio de la actividad de arrendamiento de viviendas. Uno de sus requisitos consiste en llevar la contabilidad individualizada para cada inmueble que queramos incluir en dicho régimen especial. Por lo tanto, será conveniente introducir una dimensión analítica que permita imputar a cada inmueble sus ingresos y sus gastos. Este podría ser un ejemplo de vinculación entre contabilidad analítica y liquidación de impuestos.

b. Contabilidad analítica y prorrata o sectores diferenciados en el IVA.

En relación con el IVA, cuando una entidad ejerce una única actividad y en todas sus facturas se repercute IVA o no, no habría ningún problema. La cuestión surge cuando ejerce varias actividades, algunas sujetas a IVA y otras exentas. Ahí es donde entra en juego la regla de la prorrata o incluso sectores diferenciados. En este caso es primordial para la correcta liquidación del IVA tener diferenciadas las cifras de cada actividad, para poder calcular el porcentaje de deducción que nos podremos aplicar, es decir, la prorrata. En este caso, sería interesante utilizar una dimensión analítica por cada actividad que realicemos, lo que nos permitirá extraer de nuestro sistema de información, de forma rápida y ágil, datos financieros de cada una de ellas.

En mi opinión, tener un buen desglose de cuentas en nuestro Plan Contable es importante, pero mucho más cómo se estructure la contabilidad analítica, que nos permitirá hacer un verdadero y minucioso análisis de datos, ratios, rentabilidades, etc. de cada actividad e incluso, en algunos casos, será una herramienta básica para la correcta liquidación de impuestos.

Otros artículos de la autora:

- Necesito realmente un cuadro de mando.

Si te ha gustado esta publicación, por favor compártelo con tus amigos y seguidores. Gracias!