¿Cómo será la medicina del #futuroinmediato?

5CERO2

¿Cómo será la medicina del #futuroinmediato?

Imagine que usted es un paciente con problemas de corazón y que un domingo por la tarde sufre una pequeña arritmia en su casa. Ahora imagine que antes de meterse en el coche rumbo a urgencias ya le hubiera podido adelantar a su cardiólogo un primer electrocardiograma a través de un dispositivo del tamaño de una tarjeta de crédito. Pues deje de imaginarlo porque esta escena ya es posible hoy. Es una de las muchas aplicaciones que las nuevas tecnologías y el extraordinario desarrollo de disciplinas como la robótica o la inteligencia artificial están trayendo a la medicina.

Esta nueva “medicina conectada y robotizada” protagonizó la ponencia a que, bajo el título de La Singularidad Tecnológica y la Ingeniería Biomédica en la Medicina del #futuroinmediato, impartió esta semana en el CEF.- el doctor Javier Cabo Salvador, miembro de la Academia de Ciencias de New York y director de la Cátedra de Gestión Sanitaria y Ciencias de la Salud de la UDIMA, en el marco de los actos de celebración del 40 aniversario del Centro de Estudios Financieros.

¿Acabará superando la inteligencia artificial al la humana? ¿Dónde están los límites entre lo humano y lo ‘transhumano’? Son algunas de las enigmáticas preguntas que el ponente Cabo lanzó a la audiencia durante su intervención. El imparable avance de la robótica es una de las cuestiones que mayor interés y, al mismo tiempo, preocupación está suscitando en la sociedad actual. “El padre de la computación y de la inteligencia artificial Alan Turing, ya vaticinó hace casi 75 años que llegaría un momento en el que las máquinas tomarán decisiones propias”, recordó el ponente.

Ese momento parece haber llegado ya. Javier Cabo se refirió a la experiencia que él mismo está desarrollando con el sistema cognitivo Watson de IBM en Silicon Valley. “La máquina entiende los conceptos, analiza, evalúa, interpreta y decide. Los nuevos robots aprenden y mejoran basándose en la experiencia”, explicó el profesor Cabo.  Las posibilidades que esta nueva realidad abre para el sector sanitario son inmensas, por ejemplo para practicar la telemedicina con la ayuda de la Nube o el Big Data. “Si en los medios rurales no hay médicos, ¿por qué no mandar a médicos robots a tratar a los pacientes?”, señaló. También con la nanotecnología, donde ya se están implantando Impresiones en 3d para válvulas cardiacas o sensores que se insertan en las arterias coronarias para solucionar problemas.

La presencia de la robótica y la inteligencia artificial es ya una realidad en muchos hospitales y está llamada a revolucionar el actual concepto de medicina

Recordó que este año se cumplen 50 años del primer trasplante de corazón que se realizó en el mundo. Una técnica que no ha cambiado sustancialmente en este medio siglo. Lo que sí ha experimentado una profunda transformación, dijo, son las posibilidades que la robótica y la conectividad ofrecen al médico para actuar remotamente. “Mi objetivo es poder este tipo de operaciones puedan practicarse a  10.000 kilómetros de distancia”, afirmó, el  director de la Cátedra de Gestión Sanitaria y Ciencias de la Salud de la UDIMA.

Y es que la conectividad es otro de los rasgos definitorios de esta medicina del futuro inmediato. La tecnología actual acelera exponencialmente los tiempos de intervención temprana. “Los dispositivos tecnológicos posibilitan el acceso a los médicos al historial del paciente y a poder ver sus constantes vitales, por ejemplo, mientras es trasladado en la ambulancia. Esto permite la emisión de un diagnóstico temprano y que se puedan tomar decisiones incluso antes de que el paciente llegue físicamente al hospital”, destacó el ponente. Algo que, por ejemplo es decisivo para tratar a los pacientes que sufren un ictus. “Estos hospitales del futuro ya son posibles”, continuó,  Lo que hace falta es decisión política para implantarlos. Porque, al contrario de lo que se piensa no son más caros A la larga, resultan más económicos”.

En su intervención, Cabo estuvo arropado por la directora general del Grupo CEF.- UDIMA y vicerrectora de Relaciones Institucionales de la Universidad, Arancha de las Heras; el jefe de Estudios Antonio Pastor, y el presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos (ACEF), Jesús Martínez. Asistió, entre otros, el profesor de la Universidad Rey Juan Carlos Felipe Debasa, uno de los principales impulsores en España del disruptivo concepto del ‘futuro inmediato’.

(Fotografía de Luis Miguel Belda).

Si te ha gustado esta publicación, por favor compártelo con tus amigos y seguidores. Gracias!