El cohousing, una alternativa a la vivienda tradicional

Rafael Muñiz González
Director general de RMG
Profesor de Marketing y Ventas en el CEF.- y la UDIMA

El cohousing, una alternativa a la vivienda tradicional
urra.123rf

Las empresas están obligadas a innovar y adaptarse a la dinámica actual del mercado, máxime si están englobadas en sectores donde su recuperación se prevé lenta y compleja, como es el sector inmobiliario. A título informativo dos apuntes económicos que ratifican mi planteamiento:

- En la presente presentación de resultados del BBVA, se informó que el ladrillo desaparecerá de su balance en el año 2018.

-El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicaba en febrero que tan solo el 22% de las viviendas vendidas en el año 2015 fueron nuevas, lo que representa una disminución de ventas del 33% respecto al año 2014.

¿Qué significan estas noticias? ¿El sector inmobiliario va a seguir sumido en la crisis?

Mi experiencia profesional me indica que en los próximos 10 años el mercado va a ser aún más competitivo y con mayores dificultades, pero afortunadamente el marketing estratégico ya está actuando como guía de empresas y directivos que están sabiendo innovar y adecuarse a los cambios del mercado. Por ello, he considerado oportuno escribir sobre el cohousing, una tendencia de modelo de negocio que tiene un importante nicho de mercado en nuestra sociedad y mercado inmobiliario.

¿Pero qué es el cohousing?

El cohousing supone una alternativa económica a la vivienda tradicional que gana cada vez más adeptos por su carácter eminentemente social.

Enmarcado dentro del sector de la vivienda, surge en Dinamarca en los años sesenta, se extendió durante los ochenta por todo EEUU y ahora empieza a aterrizar con fuerza en nuestro país. Este sistema permite disfrutar de una gran calidad de vida, ya que tanto la casa como el entorno han sido adaptados a lo que cada persona necesita realmente, sin imposición de deseos o necesidades de nadie, una elección totalmente libre que permite que cada persona decida cómo quiere su hogar, de forma que no tenga que mantener y cuidar una vivienda desproporcionada para sus necesidades reales. Lo que se traduce en un proceso de diseño enfocado al ahorro y aprovechamiento energético, que permite que el consumo, tanto de las zonas comunes como privadas, sea mínimo en electricidad, calefacción y agua, abaratando los costes de servicios que demandan o necesitan estos colectivos.

No estamos en una etapa de cambios, sino en un cambio de etapa

Según las últimas tendencias, las personas cada vez optan más por el alquiler que por la propiedad. Sin embargo, el sistema cohousing apunta a que el ciudadano vuelve a pensar en la compra de vivienda, por las muchas ventajas que aporta.

Hace tan solo unos meses entré en contacto con este sector, visitando en Valladolid el complejo de apartamentos Profuturo, y más recientemente conocí el proyecto de Living Cohousing que hizo que me interesase por esta novedosa tendencia en nuestro país.

¿A quién se dirige este mercado?

Todos los servicios que se realizan están encaminados a diseñar hogares y entornos comunitarios con un fin social. Las viviendas se diseñan en función de los distintos servicios de los que van a querer disponer sus usuarios y en función de distintos colectivos, a título de ejemplo, menciono los que para tienen en principio un importante futuro:

Cohousing sénior.  Las personas cada vez vivimos más años. Los  mayores son un colectivo que,  en algunos casos, se convierte en inactivo, dependiente y demandante de mucha atención, lo que se traduce en una carga familiar. Sin embargo, envejecer no tiene por qué suponer un problema económico o social. Es el comienzo de una nueva etapa, de cambios, y simplemente es cuestión de saberse adaptar, ya que a veces la adaptación a una residencia, o centro de día, implica un enorme esfuerzo económico y emocional. Conectar con una comunidad de gustos afines y forjar nuevas relaciones no siempre resulta fácil, pero gracias a este sistema esta nueva etapa supone una oportunidad para plantearse con tiempo cómo, con quién y dónde se quiere vivir la jubilación, de hecho, el proyecto que conozco de Living Cohousing se engloba en este segmento.

Cohousing familiar. La familia es otro pilar fundamental de la filosofía cohousing. Crear entornos óptimos y adecuados para facilitar la convivencia familiar es una medida que se encuadra dentro de la apuesta por el modelo vecinal de colaboración, en donde se habilitan espacios para la realización de diversas actividades infantiles, de ocio o sociales, pero siempre en un entorno comunitario.

Cohousing salud. Autismo, Alzheimer o discapacidad. Todos ellos son trastornos generalizados del desarrollo de origen biológico y genético que afecta de manera peculiar la interacción social o la comunicación. Precisamente por estas disimilitudes se hace necesario crear hogares acordes donde todos sus habitantes se sientan acompañados y apoyados en todo momento por personas que viven la misma situación. Cohousing salud nace con el objetivo de potenciar y mejorar, en la medida de lo posible, la adaptación física y mental.

Tanto la casa como el entorno son adaptados a lo que cada persona necesita realmente

Beneficios que aporta el cohousing

- El concepto de cohousing está íntimamente ligado al concepto de economía colaborativa,  busca optimizar recursos dentro de la propia comunidad de tu vivienda.

- Este modelo de negocio permite formar comunidades de vecinos, manteniendo cada persona su independencia económica, su privacidad, un alto grado de autonomía y libertad. En definitiva,  se crean comunidades de vecinos que con situaciones similares se apoyan, ayudan, buscan opciones para solventar problemas similares y realizan actividades lúdicas en grupo.

- La gestión y control del cohousing corre a cargo de los órganos de gobierno de la cooperativa, por lo que los propietarios tienen siempre el control sobre las decisiones. Se consigue trasparencia y las decisiones se adoptan de forma conjunta y consciente.

- Supone un impacto social y cultural muy positivo, permitiendo el desarrollo del comercio local, creando actividades y dando uso a suelos que podrían estar sin explotar por las corporaciones municipales.

- Permite que se puedan abaratar todos los costes del proceso en los servicios que puedan demandar o necesitar el colectivo, ya que  los gastos mensuales son mucho más baratos que en cualquier otro sistema.

El cohousing hace posible y accesible a las personas una vivienda que les haga la vida más cómoda y económica, adaptada a los deseos y necesidades reales, que les permita autogestionarse.

Hablamos de un modelo de negocio que permite conseguir edificios eficientes energéticamente, con sistemas de reciclaje y criterios de sostenibilidad que favorezcan el ahorro mientras cuidan del entorno.

Otros artículos del autor:

Comunicación interna y resultados económicos de las empresas

Si te ha gustado esta publicación, por favor compártelo con tus amigos y seguidores. Gracias!