“Lo mejor de la enseñanza es la satisfacción de ver la progresión de tus alumnos”

CONCEPCIÓN BURGOS. RECTORA DE LA UDIMA.

5CERO2

Entrevista Concepción Burgos
Concepción Burgos

Doctora en Economía y Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Alcalá (2013), máster en Dirección Económico-Financiera por el CEF.- (1997) y licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid (1983), Concepción Burgos (Madrid, 1959) atesora más de 20 años de experiencia docente desarrollada principalmente en el CEF.- como profesora en el área de contabilidad y finanzas tanto en Oposiciones como en Másteres. En 2008 entró a formar parte del profesorado de la UDIMA, donde además ha ocupado los puestos de defensora universitaria, directora del departamento de Economía y Administración de Empresas, decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y desde finales de 2016 rectora de la Universidad.

Enhorabuena por su reciente nombramiento como Rectora de la UDIMA. ¿Qué significa para usted ocupar este puesto?

Muchas gracias. Es un honor que el Consejo de Administración de UDIMA pensará en mí para ocupar un puesto de tanta responsabilidad. Es un reto muy importante que afronto cargada de ilusión y con muchas ganas de trabajar para conseguir que nuestra universidad sea un referente de la enseñanza de calidad al igual que lo es la escuela de negocios.

Hizo un máster en el CEF.- hace casi 20 años, lleva siendo profesora de la UDIMA desde sus inicios en 2008, y ahora es rectora. ¿Cómo valora esta evolución?

Muy positivamente, como no puede ser de otra forma. Yo era profesora de contabilidad en el CEF.- mucho antes de que UDIMA fuera concebida. Trabajaba sobre todo con opositores, un tipo de formación que tiende a crear fuertes vínculos. Desde que comencé mi andadura por el CEF.- me sentí totalmente identificada con el proyecto educativo del CEF.- entonces y de ambas instituciones ahora. Durante unos años tuve que dejar la enseñanza para residir en EEUU por cuestiones personales, tiempo que aproveche para realizar mi doctorado. Seguía en esto el consejo de Roque de las Heras, que me tenía reservada la grata sorpresa de la UDIMA a mi vuelta.

¿Cómo cree que ha evolucionado la casa CEF.- UDIMA desde aquel 1997 de su máster hasta ahora?

El CEF.-, que este año cumple su 40 aniversario, era en 1997 todavía un centro donde fundamentalmente se preparaban oposiciones, con un gran éxito por cierto, y comenzaba ya su evolución para convertirse en una de las escuelas de negocios más influyentes de España. Yo tuve el privilegio de estudiar uno de los primeros másteres que se impartían, teniendo como base toda la experiencia de finanzas y contabilidad que ofrecían los temas de las oposiciones. Efectivamente, en los años siguientes el CEF.- se consolidó como una de las escuelas de negocio de mayor calidad, todo un logro habida cuenta de la calidad y competitividad de este segmento educativo en España. La evolución desde el CEF.- a la UDIMA, tan lógica como ambiciosa, era la oportunidad de asentarse con una presencia sólida en la enseñanza reglada.

¿Cuáles serán sus próximos retos al frente de esta Universidad?

El objetivo más inmediato es diseñar un plan estratégico, para el cuatrienio 2017-2021, para difundir y consolidar una cultura de calidad en todas las áreas de actividad de nuestra institución, así como lograr ser una universidad emprendedora, innovadora, dinámica, intercultural e involucrada en su entorno socio-económico.

Pretendo que la UDIMA sea un referente de calidad docente para que nuestros alumnos salgan preparados y puedan enfrentarse al mercado laboral con garantías de éxito. Igualmente, vamos a trabajar en el campo de la investigación con medidas efectivas para que nuestros investigadores puedan obtener resultados y en unos años colocar a la universidad en los rankings internacionales.

“Me gustaría que la autonomía universitaria fuese mayor y existiese una menor regulación, a cambio de incidir más en la calidad de la enseñanza”

¿Cómo se va a trabajar desde la UDIMA ante la brecha existente entre universidad y empresa?

En nuestra universidad tenemos un Vicerrectorado Universidad- Empresa que nos permite estar en constante comunicación con las empresas. Escuchamos todo lo que nos demandan y respondemos con títulos propios adaptados a sus necesidades. Además, esa experiencia la reflejamos en los estudios oficiales de Grado y Máster. Finalmente, nuestra bolsa de trabajo no sólo es un vehículo muy eficaz para satisfacer las necesidades mutuas de estudiantes y empresas, sino también un indicador muy valioso sobre la demanda real del mercado.

Acumula más de 20 años de experiencia docente, ¿cuál es la mejor parte de enseñar?, ¿y la peor?

Lo mejor de la enseñanza es la satisfacción de ver la progresión de tus alumnos. A veces me encuentro con antiguos alumnos y casi siempre me hablan bien de esos días. Recibir su cariño y reconocimiento es una sensación inigualable. No te quiero decir nada negativo sobre la docencia porque me gusta mucho mi profesión, pero una cosa que tal vez ignoren los que no han sido profesores, es que dar una clase supone un gran esfuerzo físico y de concentración.

¿Cómo afronta la UDIMA el nuevo sistema del  3+2?

A la expectativa, esperando el gran pacto por la educación que han prometido los partidos políticos, y así poder tomar una decisión. Quiero dejar claro que el Real Decreto no obliga a que los grados sean de 3 años, lo que establece es una horquilla entre 180 créditos y los 240 actuales. No todas las enseñanzas son iguales por lo que en algunos títulos será imposible que sean de 180 créditos. En cambio, en alguna otra rama del conocimiento sería suficiente con un número menor de créditos para alcanzar un buen nivel de aprendizaje. Me gustaría que la autonomía universitaria fuese mayor y existiese una menor regulación, a cambio de incidir más en la calidad de la enseñanza.

Ha sido reconocida por la publicación Yo dona como una de las 500 mujeres más influyentes de España para 2016. ¿Qué opina sobre el techo de cristal en el entorno académico?

En la actualidad somos 11 rectoras, ocho en universidades privadas y tres en universidades públicas, en comparación con el número de hombres rectores que es de 72. Creo que, al igual que en las grandes empresas del IBEX, la participación de las mujeres en puestos directivos en la universidad es aún baja, pero será la propia evolución social y del mercado de trabajo la que romperá sin duda ese techo.

¿Qué mensaje le gustaría lanzar desde aquí a alumnos y a antiguos alumnos?

Bien sencillo: elegid bien vuestros estudios, marcaos claros objetivos y sed perseverantes. El éxito solo aparece antes que el trabajo en el diccionario.

Si te ha gustado esta publicación, por favor compártelo con tus amigos y seguidores. Gracias!