“Solo una de cada tres empresas españolas está preparada para la transformación digital”

DAVID HERMIDA, SOCIO DE DELOITTE.

5CERO2

Entrevista David Hermida

Licenciado en Ciencias Empresariales, a David Hermida (Madrid, 1973) siempre le ha atraído el mundo digital. Y ese binomio entre negocio y tecnología ha estado muy presente a lo largo de su trayectoria profesional. En 2001 se incorporó a Deloitte dentro del área de Consultoría de estrategia y operaciones para la industria de productos y servicios. Desde entonces ha participando en múltiples proyectos de transformación empresarial en clientes de primer nivel dentro del panorama nacional e internacional, especialmente en el área de consumo y distribución. En la actualidad es Socio de la firma española para la práctica de Consultoría Tecnológica en este sector.

¿Cómo fue su paso por el CEF.-?

Al finalizar mis estudios en la Universidad Complutense de Madrid, consideré que era una oportunidad completar mis conocimientos en el ámbito financiero cursando el Máster en Dirección Económico-Financiera que impartía el CEF.-. Mi objetivo era tener un mayor acercamiento al entorno profesional, dado que gran parte de los alumnos eran directores o responsables financieros en distintas compañías y donde cada materia se impartía por profesionales activos con amplia experiencia práctica.

¿Qué le aportó aquel Máster?

Además de los conocimientos técnicos adquiridos y de madurar en la visión global y financiera de las empresas, me aportó el desarrollo de distintas capacidades como trabajo en equipo, capacidad de esfuerzo, desarrollo de networking, etc. También la oportunidad de incorporarme al mercado laboral en un departamento de control de gestión de una organización relevante.

Entre sus actuales responsabilidades se encuentran las de acompañar a los clientes de la firma en el proceso de transformación digital. ¿Las empresas se están tomando en serio esta revolución?

Actualmente, aproximadamente solo una de cada tres empresas españolas está preparada para afrontar la transformación digital. Además, seis de cada 10 no cuenta con una estrategia digital formalizada, aunque la mayoría de los directivos han entendido que deben asumirla. La velocidad de la transformación tecnológica y la necesidad de instaurar una nueva cultura y forma de trabajar hacen que todos los sectores estén en permanente evolución, si bien, el impacto de la transformación digital no está siendo homogéneo en todos ellos. En algunos sectores, la transformación está siendo más profunda y ha cambiado el modelo de negocio y de la operación de forma muy significativa.

 “Una de las claves de la transformación digital es asumir la filosofía “del Día 1”, tener presente que siempre estamos y estaremos al principio”

¿Las empresas necesitan ponerse las pilas en este sentido?

Según nuestras fuentes, en los próximos años, el 47% de los ejecutivos espera que más del 50% de sus ventas se deriven de negocios digitales. Por tanto, es necesario mejorar la cifra donde identificamos que sólo el 21% de las compañías tiene la cultura adecuada para abordar la transformación digital; el 19% tiene la tecnología adecuada y únicamente el 16% de los profesionales cuenta con las habilidades óptimas. Es necesario mejorar estas cifras, coordinando y promoviendo la inversión, potenciando la investigación y fomentando el desarrollo de las capacidades digitales en cada organización para crear un verdadero ecosistema digital.

¿Por dónde empezar?

Es preciso tener en cuenta que en este nuevo contexto, estamos y estaremos siempre al principio –filosofía del ‘Día 1’-, porque es tal el volumen y la velocidad del cambio (exponencial) que debemos asumir que nuestro presente y futuro va a ser siempre “en beta”. En estos últimos años todas las compañías ya somos conscientes de que este cambio ha llegado para quedarse. Ninguna empresa o directivo, de cualquier sector o función, se siente ya ajeno a la transformación digital, ya que todos desarrollamos nuestra actividad profesional en un nuevo contexto.

¿Qué es lo más difícil en este tipo de procesos?

Aunque cada empresa es un mundo y tiene sus particularidades, hay algunos factores que se repiten y conforman un patrón común. El más reconocido y probablemente más abordado es la dificultad de entender en qué consiste realmente la digitalización (para cada caso), identificar qué iniciativas son aplicables y van a reportar un mayor retorno a la organización. Igualmente, es fundamental definir como materializarlas y hacemos el mejor uso de las nuevas tecnologías digitales.

“Se necesita entender cómo va a afectar este cambio de paradigma realmente al modelo de negocio y cómo se va a trasladar en retorno para la organización en el medio y largo plazo”

¿Qué aporta la tecnología a los nuevos modelos organizativos y productivos?

El gran reto para las organizaciones es entender su contexto, alineándolo con las iniciativas digitales por las que se debe apostar, en un entorno de cambio tan relevante y donde la aparición de nuevas tecnologías disruptivas está siendo continua. Se necesita entender cómo va a afectar realmente al modelo de negocio y de operación, y cómo se va a trasladar en retorno para la organización en el medio y largo plazo. En algunos casos, la digitalización implica una transformación relevante, un giro importante en la estrategia del negocio, que afecta además a las personas, a los procesos y a la tecnología, lo que no es algo que se pueda afrontar sin una visión clara de los beneficios resultantes de la inversión e igual de importante, de los pasos a seguir para alcanzar los objetivos.

¿Cuál es la propuesta de Deloitte ante estas nuevas demandas del mercado?

En Deloitte, además de dominar las nuevas tecnologías y herramientas, consideramos fundamental tener presente y gestionar adecuadamente el cambio cultural que implica este escenario digital, que va a modificar –si no lo está haciendo ya- la forma de trabajar y ofertar servicios en nuestra sociedad. Desde la firma aportamos el conocimiento y la experiencia de nuestros mejores profesionales para ayudar a nuestros clientes a definir su ambición de futuro, estableciendo su estrategia de evolución de negocio. Nuestro principal reto es acompañar a nuestros clientes, ser capaces de ‘aterrizar’ el concepto de ‘digitalización’ para cada organización en su contexto y bajo su modelo de negocio. Ayudarles a definir su ambición, a transformar su compañía, a re-imaginar su negocio, a reinventar la cadena de valor y a pensar cómo conectar con sus clientes y proveedores, que se comportarán de forma distinta.

Si te ha gustado esta publicación, por favor compártelo con tus amigos y seguidores. Gracias!