Cómo se dice

¿La lógica o la gramática?; la concordancia ad sensum

Significado de concordancia

Ubaldo González de Frutos. Hoy tratamos la discordancia de número entre el sujeto y el verbo, un fenómeno más frecuente de lo que parece.

La regla lógica del número (como accidente gramatical) es sencilla: un niño canta, dos niños cantan. Un sujeto singular se coordina con un verbo en singular. Una pluralidad de individuos requiere un verbo en plural. La lógica y la gramática se dan de este modo la mano.

Aprendiendo, que es gerundio

Ubaldo González de Frutos. El gerundio es una forma verbal muy versátil que expresa la acción del verbo como un proceso duradero o ininterrumpido. Al contrario de las formas verbales personales, el gerundio es el mismo en singular y plural, y tampoco cambia en función de la persona. Así, estoy escribiendo, seguías cantando o nos están vigilando. Es, por tanto, una forma increíblemente práctica y muy expresiva, que complementa a otros verbos formando perífrasis, como en Juan venía corriendo o La vi mirándome.

Había buenas razones para escribir esto

Letra N  en diferentes tipografías

Ubaldo González de Frutos. Hace algún tiempo que quiero hablar sobre un uso tan incorrecto como extendido del verbo haber; el de aquellos que dicen hubieron fiestas, habían cuatro personas o, incluso, aquí habemos cuatro que pensamos

Quitad la ene, por favor. La concordancia en plural no es gramatical. “Haber” es un verbo impersonal que se utiliza siempre en tercera persona del singular, con independencia de que haya un objeto o muchos.

Uso de la, coma

Teclas de una máquina de escribir antigua

Ubaldo González de Frutos. Perdonadme por el disparatado uso de la coma en el título de este nuevo artículo de Conectados. Es un error deliberado para atraer vuestra atención. Sin embargo, muchas veces encontramos errores casi tan groseros en escritos cultos, lo cual es una pena porque las reglas del uso de la coma no son difíciles.

Hay un cierto número de ellas, que podéis consultar en el Diccionario panhispánico de dudas, pero dejadme recordar tres:

¿El mismo agua o la misma agua?

Fuentes con agua corriendo

Ubaldo González de Frutos. Una regla que genera muchas dudas en los hispanohablantes es la utilización del artículo masculino ante nombres -o sustantivos- femeninos: el águila, el acta, el agua, el hacha… Parecen nombres masculinos y, por ello, algunas personas los concuerdan con adjetivos en masculino, como en el mismo agua, el acta previo o el otro águila. Sin embargo, son sustantivos femeninos porque en plural decimos “las águilas vuelan alto”, “las actas están sin firmar” o “las aguas bajan turbias”. También comprobamos que son femeninos al calificarlos con un adjetivo: el águila blanca, el acta previa, el agua clara o el hacha afilada.

Páginas